Aunque muchos sigan si reconocerlo esta disciplina es un arte. Arte urbano, arte callejero lo llamen como quieran el graffiti está dejando de ser un arte incomprendido. Claro está, que algunos “artistas” cruzan la línea de expresión llegando a actitudes vandalistas. Afortunadamente, estos casos cada vez son menos en la actualidad.

Un poco de historia

El término se deriva del griego “graphein” que significa escribir; es el plural de “graffito”, y significa escribir o dibujar en una pared, muro o cualquier superficie plana. Puede ser una simple marca, o bien una colorida e intricada obra de arte.

A finales de los años 60, se empezó a experimentar en todo el mundo el despertar de la libertad de expresión social, cultural en incluso política y económica. Distintos tipos de movimientos creativos y artísticos estaban ocupando el mundo y, uno de ellos, estaba naciendo: la revolución del Graffiti.

En ese momento, los adolescentes de la ciudad de Nueva York aprovecharon el momento para dejar reflejado sobre las paredes de los edificios su nombre o su apodo. Lo más curioso es que lo hacían acompañado de un número que representaba la calle en la que vivían.

A partir de ese momento, se hizo necesaria la creación de un estilo. Sobre 1970 y durante toda esa década, van naciendo diferentes estilos de graffitis,  en una especie de “guerra de tribus” que permitió afianzar el crecimiento de esta  expresión artística. Brogway Elegant, Brooklyn y Bronx son algunos de los estilos mencionados, que marcaban diferencias en cuanto al tipo de tipografías desarrolladas o los motivos empleados para hacer graffitis.

 

graffiti-1

Un arte incomprendido

Al principio así fue, ya que su concepto se basa en la expresión artística en la vía pública, algo que es ilegal. No obstante, muchos se dieron cuenta del poder del arte del graffiti y lo han utilizado para potenciar sus negocios. Persianas de tiendas, camisetas publicitarias y posters para empresas, son algunos ejemplos.

En la actualidad sigue existiendo un gran debate sobre este arte urbano. Muchas personas creen que los murales de graffiti rompen el orden que existen en la ciudad, llegando a considerarlo incluso, como contaminación visual. Otros consideran que el graffiti aporta color y vida a paredes viejas, a calles abandonadas, llenándolas de una nueva perspectiva.

A pesar de que el graffiti ha visto un crecimiento en el número de gente que lo reconoce como una nueva forma de arte contemporáneo, se han creado de leyes en su contra. Las leyes son frustrantes no solo para los artistas, sino también para la gente que ha aprendido a apreciarlo.

 

graffiti-3

Grafiteros del mundo

Hay nombres que han conseguido destacar por encima del resto. Los más importantes son Keith Harina, Francisco Rodrigues da Silva más conocido como Nunca, Blu pseudónimo de un artista italiano que ha decidido permanecer en el anonimato, Sergio Hidalgo Parades conocido como arte de Sixe o Sixeart o “Los gemelos”, los hermanos Octavio y Gustavo Pandolfo.

Para finalizar, nombraremos al que es considerado el grafitero más famoso del mundo, Banksy. De origen inglés poco se sabe de él. De hecho, existen varias teorías que presentan la posibilidad de que Banksy no sea un hombre, sino un colectivo de grafiteros esparcidos por todo el mundo.