Seguramente alguna vez te ha pasado que quieres hacer una foto con poca luz. Puede que sea de noche o que, simplemente, te encuentres en un lugar que aunque tus ojos se adapten a la poca luminosidad, tu cámara no lo hace. En este caso, tu foto sale movida u oscura, y no sabemos cómo aprovechar esa escasa luminosidad. A continuación verás algunos consejos para ayudarte en estas situaciones y lograr excelentes fotografías.

Lo primero es reducir la velocidad del obturador, que implica cuánto se queda abierta la lente cuando tomas una imagen. Una mayor velocidad del obturador te permitirá tomar muy buenas fotos, pero en situaciones de escasa luz no le llegaría tanta luz al sensor. Por ello, hay que elegir una velocidad baja del obturador y ajustar el resto de condiciones para obtener una imagen bien definida. Esto se puede conseguir mediante el modo manual o semimanual de tu cámara y así obtener más luz, logrando que la foto salga menos oscura. Pero si la velocidad es muy lenta, puede que la foto salga movida. Un buen consejo para evitarlo es utilizar un trípode.

4874609404_5997fbd910_o

Lo siguiente que podemos hacer es ampliar la apertura  del objetivo o diafragma. Para poder captar más luz, puedes abrir la apertura de la lente a su valor más alto, lo que permitirá que cuanto más abierta esté la apertura, más luz entrará. Para lograr la apertura máxima, habría que elegir el valor más pequeño posible de “f”. Esto también se ajusta mediante los modos manual o semimanual. Si es habitual que eches fotos con poca luz, no estaría mal que invirtieras en una lente con apertura máxima mayor.

Otro consejo consiste en aumentar la sensibilidad ISO. El valor ISO hace referencia a la sensibilidad de la cámara a la luz. Un ISO bajo no será muy sensible a la luz y se utilizará en situaciones de mucho brillo o claridad. Pero con menos luz, necesitas aumentar el ISO a un nivel recomendable entre 800 y 1600, lo que captará mayor cantidad de luz. Aunque no aumentes demasiado el ISO, puede que se te cuele en la imagen el ruido visual y aparezcan puntos o granos en tu foto. Este último método es recomendable para situaciones en las que no nos han surtido efecto los consejos anteriores y la foto nos sigue saliendo muy oscura.

Otros consejos que no puedes olvidar: usar un trípode que estabilice la imagen para que no salga movida o borrosa, enfocar correctamente mediante el modo manual (no dejes que la cámara enfoque sola) y, algunas situaciones, puedes utilizar el flash para iluminar la imagen.

Hasta aquí llegan los consejos con los que tomar un buena fotografía con poca luz. Pero no olvides que también depende de la cámara que utilices, por lo que no en todas las cámaras darán los mismos resultados.