La prestigiosa web Fearless ha nombrado al zaragozano Víctor Lax el Mejor Fotógrafo del Año 2016. Reconoce, así, el trabajo de este artista de los reportajes de boda y la fotografía social.

Creado en EEUU, Fearless Photographer reúne a más de 3.000 fotógrafos de todo el mundo para que las parejas puedan encontrar el profesional más adecuado para su enlace.

Además, tiene unos premios bimensuales a los que pueden presentarse los profesionales dados de alta en la web. Con ellos quiere potenciar y reconocer la creatividad y frescura de los trabajos realizados.

Cada elección tiene un jurado diferente. Y el fotógrafo que consigue más galardones es nombrado el Mejor Fotógrafo del año.

Esto es lo que le ocurrió a Lax, que fue reconocido como el mejor fotógrafo de bodas 2016 tras acumular diez premios el mismo año.

Ojo periodístico

Lax tiene 35 años y se dedica a la fotografía desde que terminó sus estudios, en Zaragoza.

Trabajó como fotoperiodista en varios medios. Pero la crisis le obligó a explorar otras alternativas y acabó dedicándose a las bodas.

En ellas, Lax empezó a aplicar la experiencia y visión adquiridas en prensa.

Sus reportajes carecen del artificio que a veces destilan estos trabajos. Sus imágenes se salen de lo convencional. Son audaces, divertidas y muy emocionantes.

La incorporación de fotorreporteros a la fotografía de bodas ha supuesto una evolución para el sector. Éstos tratan de contar historias detrás de cada instantánea. Y a través de las mismas, retratan la sociedad actual.

A esto hay que sumar el cambio de tendencias en bodas. Los novios de hoy en día buscan un producto exclusivo y personalizado. Que no se parezca al de los demás. Invierten tiempo, dinero y esfuerzo en diferenciarse. Y buscan fotógrafos distintos.

4.000 disparos

En este sentido, Lax señala en su web: “No sólo quiero capturar instantes, sino las sensaciones y emociones que se generen alrededor de ellos”.

“Quiero ser el fotógrafo invisible de vuestra boda, el encargado de documentar cada uno de esos momentos únicos e irrepetibles que van a ocurrir”.

Para lograrlo, Lax utiliza su talento, su ojo ‘periodístico’ y dos cámaras con dos objetivos. Según explica en una entrevista en el suplemento Papel (El Mundo), se desplaza en moto y no puede pasarse con el material.

Tiene una Nikon D5 con un objetivo de 28 mm fijo y una Nikon D700 con un 85 mm también fijo.

Lax realiza 4.000 disparos por boda, aunque sólo selecciona 600. Toma fotos durante 10 horas y emplea otras 20 en retoques. Y no quita arrugas ni defectos, porque esos rasgos “cuentan una historia”.

En toda Europa

¿Cuánto cuesta contratar el mejor fotógrafo de bodas del mundo? A partir de 3.000 euros, más gastos de desplazamiento. Lax trabaja en toda Europa. Y ya tiene encargos para EEUU.

¿Los vale? Yo creo que sí. Y que habrá novios dispuestos a renunciar a algún extra de la celebración para gastar un poco más en captar ese momento.

No sé si el Mejor Fotógrafo del Bodas del Mundo es el mejor fotógrafo de bodas del mundo. Pero sí sé que su portfolio me emociona y causa (sana) envidia.

Por cómo ha renovado una disciplinas tan exigente. Y porque me encantaría tener un recuerdo así de mi propia boda. Desde aquí, ¡enhorabuena!

Todas las imágenes, incluida la principal, son de Víctor Lax.