Hay muchas ciudades ideales para los aficionados a la fotografía, con unas condiciones perfectas para tomar excelentes fotografías: iluminación, el entorno, el color, etc. Una de las ciudades más fotogénicas de España es, seguramente, Barcelona.

La ciudad condal es uno de los principales destinos turísticos de la península ibérica por su gran variedad de oferta monumental y cultural y debido en gran medida a la belleza de la ciudad en sí misma, sobre todo por parte de las zonas más icónicas. Revisando la lista de los hoteles de Barcelona en Expedia, por ejemplo, te das cuenta de que también es un destino asequible para todos los bolsillos (en contra de lo que probablemente te hayan contado). Si estás pensando en visitar la ciudad con tu cámara en la mano, hemos algunos de los lugares que no puedes dejar de fotografiar:

Montjuïc

La montaña de Montjuïc es uno de los lugares mejor conservados de Barcelona y la excelente vista que regala de la ciudad da para hacer una gran sesión fotográfica. Por si esto fuera poco, desde ahí tienes a mano una variada oferta cultural: la Font del Gat, el Jardín de las rosas de la Colla del Arròs, el museo de la Fundación Joan Miró…

 

El Guinardó

El lugar perfecto de la ciudad para tomar fotografías de una vista panorámica del mar desde Barcelona. Además la subida hasta el punto más alto se convertirá en una excelente excursión turística.

 

Las playas de Barcelona

Hay muchísimas playas para elegir en la ciudad de Barcelona. A pesar de que las más céntricas y conocidas suelen estar abarrotadas, los paseos que hay a lo largo de ellas vale la pena recorrerlos, aunque para ello haya que caminar entre mucha gente. La mayoría cuenta con estupendas vistas al mar y el ambiente que se crea en los paseos es increíble, algo que muchos fotógrafos han conseguido capturar a lo largo de los años en fotografías de la zona del puerto de Barcelona.

 

El parque de la Ciutadella

El segundo parque más famoso de la ciudad, solo superado por el famoso Parque Güell, aunque ambos suelen atraer la atención de muchísimos fotógrafos. En la Ciutadella encontramos monumentos y edificios históricos como el Parlament de Cataluña, además de una gran cantidad de artistas callejeros que le dan un ambiente único al parque. La gran ventaja frente al Parque Güell es que, al contrario que este último, es gratuito.